Apuntes de NFL: Los hallazgos y los caídos

El corredor Bijan Robinson y el receptor Puka Nacua emergen como dos novatos ofensivos a seguir en esta temporada.

Apuntes de NFL

En este comienzo de temporada, emergen dos jugadores novatos que causan impacto inmediato en sus equipos y bien podrían ser protagonistas entre los rookies de este año en la NFL. Uno de ellos es Bijan Robinson. Si bien llegó a la liga con altas expectativas, siendo elegido por los Atlanta Falcons en la octava selección del último Draft, sus dos primeros partidos como profesional han sido de tal magnitud que bien pudiera considerarse un hallazgo del equipo de Atlanta, que necesitaba una buena pieza ofensiva.

Los Falcons sorprenden en este primer tramo de competencia, ganando sus dos primeros partidos y mostrando una forma de juego relativamente establecida y en ello, ha tenido mucho que ver Robinson, cuya influencia es notoria. El domingo pasado, en el agónico triunfo ante los Green Bay Packers, el corredor hizo jugadas espectaculares en situaciones críticas, como en un 4th & 1, donde en plena carrera eludió a dos defensivos para seguir ganando yardas. Además de la corpulencia y velocidad, el jugador surgido de Texas muestra un impresionante control corporal.

Entre Robinson y Tyler Allgeier se reparten las jugadas por tierra, pero ha sido Bijan quien ha sumado más yardas totales en este comienzo de liga. En el último partido, sumó 124 yardas en 19 carreras, además de otras 48 yardas mediante recepciones. Atlanta lo buscó y confió en él, ahora Robinson responde y hasta supera las expectativas creadas en pretemporada. No son pocos quienes ya la postulan como candidato al premio de mejor novato ofensivo de la temporada.

NFL
Puka Nacua lleva 25 recepciones en dos partidos jugados.

Al paso de Puka

El otro rookie ofensivo que impresiona y sorprende es Puka Nacua. Hasta hace un par de semanas era un desconocido, pero ante las necesidades del momento, los L.A. Rams insertaron rápidamente a este receptor surgido de BYU (elegido en la quinta ronda del Draft), debido a la baja por lesión de Cooper Kupp. Ante esta ausencia, ha sido Nacua quien ha sacado la cara y ha respondido cada vez que fue buscado por Matthew Stafford.

En su debut, el pasado 10 de septiembre, el oriundo de Utah atrapó 10 balones y el domingo pasado, fue uno de los responsables de tener a los Rams en contienda por casi tres cuartos ante los San Francisco 49ers. En ese partido, este jugador de 22 años de edad atrapó 15 pases (sobre 20 targets), estableciendo un récord de recepciones por un novato.

La cantidad de recepciones es notable, pero todo surge a partir de sus cualidades, siendo un receptor ligero que sabe recorrer rutas en las que debe ejecutar cortes y cambios de dirección. Puka ha mostrado una buena ejecución de esos cortes en los dos partidos que lleva en la liga, algo que le da un valor añadido aparte de su velocidad y talento con el balón en las manos. Cuando parecía que los Rams iban a tomarse esta etapa como una de transición, este joven atleta ha sido uno de los responsables del sorpresivo nivel competitivo del conjunto de Los Angeles.

Los primeros caídos

Estas dos primeras semanas han sido lamentables en cuanto a lesiones, sobre todo en lo que se refiere a jugadores de renombre. La mala noticia del Kickoff Weekend fue la rotura del tendón de Aquiles de Aaron Rodgers, quien apenas duró cuatro snaps como quarterback de los New York Jets.

En la reciente Semana 2, hubo dos corredores que sufrieron lesiones devastadoras. El domingo pasado, Saquon Barkley sacó la peor parte en una colisión entre jugadores de los New York Giants y los Arizona Cardinals. El pie derecho de Barkley quedó trabado y al caer, sufrió una torcedura de tobillo. A simple vista parecía mucho más grave, pero se diagnosticó que tuvo un esguince, por lo que se perdería tan solo tres partidos.

La peor lesión ocurrió el lunes pasado, cuando Nick Chubb sufrió una aparatosa lesión en los ligamentos de su rodilla izquierda, después de un impacto recibido por Minkah Fitzpatrick, quien buscaba impedir el paso de Chubb. Fue tal la gravedad del golpe, que el jugador tuvo que ser retirado por un carro y en televisión no volvieron a mostrar la secuencia, pero al parecer sí la exhibieron en el Acrisure Stadium, a juzgar por la reacción del público ya cuando el jugador de los Cleveland Browns era atendido.

El trajín de los corredores en la liga es complicado, debido al castigo que siempre están expuestos y también, por su valor dentro del mercado de jugadores, el cual intentan reivindicar. Todo se hace mucho más complejo con estas lesiones, que no solo los dejan fuera de competencia (en caso de Chubb, fuera por el resto de la temporada) sino que les acortan sus carreras, que suelen ser de corta duración.

Deja un comentario