Altanea: Glamping Sostenible en Costa Gaditana

Altanea impulsa el turismo sostenible en Chipiona con un lujoso proyecto de glamping frente al mar, aprobado por el Ayuntamiento.

Altanea

El Ayuntamiento de Chipiona aprueba proyecto de glamping de Altanea

El municipio de Chipiona dará la bienvenida a un innovador proyecto de turismo sostenible que promete cambiar la experiencia vacacional en la región. Altanea, empresa propietaria de los terrenos, ha recibido la aprobación para su ambicioso glamping de lujo, ubicado estratégicamente en la Costa de la Grajuela, entre Chipiona y Sanlúcar de Barrameda. La iniciativa, respaldada por la gerencia de urbanismo del Ayuntamiento de Chipiona, busca fusionar la comodidad de los hoteles con la conexión con la naturaleza que ofrecen la acampada y el caravaning.

El enclave se diseñará como un espacio sostenible que armoniza la comodidad hotelera con la experiencia de vivir en plena naturaleza. Para ello, se distribuirá en varias zonas de alojamiento distintas pero interconectadas. Desde mobilhomes de diseño para aquellos que buscan familiaridad hasta tiendas tipo Safari para quienes desean una experiencia más aventurera sin sacrificar el confort, y una zona dedicada a autocaravanas para los espíritus más nómadas.

Caracterizado por su extensión de más de 50.000 m², el complejo no solo ofrecerá alojamiento, sino también instalaciones deportivas, áreas infantiles, piscinas, minimarket, estacionamientos y opciones gastronómicas. Sin embargo, su joya exclusiva será un beach-club con acceso directo a la playa, destacando un restaurante de alto nivel, una piscina rodeada de camas balinesas y una amplia zona de chill-out para disfrutar de las puestas de sol.

Compromiso ecológico

La sostenibilidad es el pilar fundamental de este proyecto, que busca reducir al máximo su huella ambiental. El glamping se erigirá como un complejo turístico de generación cero de CO2, con energía autónoma y reutilización de aguas. Su construcción implicará una intervención mínima en el terreno, sin edificaciones permanentes, empleando materiales prefabricados reciclados y reciclables. Además, se priorizará la conservación de la vegetación existente y se aumentará el arbolado con especies autóctonas.

La energía será suministrada por placas fotovoltaicas, respaldadas por sistemas de almacenamiento, mientras que el transporte interno se realizará mediante vehículos eléctricos recargados con energía solar. Asimismo, se implementará un sistema de reutilización de aguas grises para el riego de las zonas verdes, cerrando así el círculo de la sostenibilidad.

Motor económico local

La ubicación estratégica del glamping y sus servicios dinamizarán la economía local, generando una demanda de actividades y bienes de la región. Las preferencias de los huéspedes por experiencias naturales impulsarán actividades como paseos a caballo o rutas en bicicleta, así como la adquisición de productos locales, fortaleciendo el comercio cercano y creando empleos directos e indirectos. Se fomentará el uso de productos de proximidad tanto en el minimarket como en los servicios de restauración, potenciando la economía circular.

Respuesta a la demanda turística

El proyecto responde a una creciente demanda de turismo natural y sostenible en la región de Cádiz. El glamping de Altanea ofrece un alto nivel de confort en un entorno natural y tranquilo. Con actividades que promueven el bienestar físico y mental de los visitantes.

Deja un comentario