Ternium Transforma Mina Cerro Náhuatl en Paraíso Ambiental en Colima

Ternium, líder en responsabilidad ambiental, culmina restauración de Mina Cerro Náhuatl y Estación Jala en Colima. Aumenta el área forestal y restablece la fauna nativa, sin rastros de contaminación.

Cerro Náhuatl

Colima, México – Ternium México celebra con orgullo la exitosa conclusión del ambicioso Plan de Cierre de Mina Cerro Náhuatl y Estación Jala en Coquimatlán, Colima. Este proyecto, llevado a cabo entre 2012 y 2022, representa un hito en la restauración ambiental y el compromiso con la sustentabilidad en las comunidades donde opera.

Un Resurgimiento Natural

Durante una década, esta mina permaneció inactiva, y ahora resurge como un paraíso ambiental. La restauración implicó un incremento de 88 hectáreas de área forestal y la reintroducción de 180 especies de fauna nativa en su hábitat original. Lucía Betanzos, Directora de Medio Ambiente de Ternium México, compartió su entusiasmo por este logro.

«Nos entusiasma el incremento del espacio forestal y el regreso de las especies de fauna nativa preexistentes al proyecto minero que hemos logrado desarrollar en Mina Cerro Náhuatl y Estación Jala. La estabilidad física y química de las áreas donde se tuvo operación minera se ha mantenido y hemos reintegrado al uso de suelo estos elementos conforme las normativas, compromisos y obligaciones de impacto ambiental», explicó Betanzos.

Restauración Integral

La restauración no se limitó a la vegetación y la fauna. Durante este proceso, se fortalecieron los taludes, se mejoró la infraestructura hidráulica y el drenaje pluvial para asegurar la estabilidad a largo plazo de los depósitos de residuos mineros. Además, se desmanteló la infraestructura obsoleta y se valorizó más del 90% de los residuos generados durante el proceso de desmantelamiento.

«Fueron 3 mil 603 toneladas de residuos de chatarra ferrosa que se enviaron para su reproceso a las acerías de Ternium; más 248 mil 90 toneladas de jales vendidos a APASCO para su reciclado en la fabricación de cemento, y 92 mil 32 toneladas de colas de pre-concentración donadas a las comunidades locales para balastreo de caminos. Sólo se dejó en sitio la infraestructura necesaria de protección patrimonial», comentó Juan Francisco Martínez, Project Manager Ambiental.

Monitoreo Permanente

Desde 1987, se ha realizado un monitoreo constante en la zona para garantizar la calidad del agua subterránea y superficial, del aire y del suelo. Este seguimiento meticuloso continuó durante el proceso de restauración, lo que garantizó un proceso adecuado.

«Como resultado del monitoreo ambiental implementado se demostró que las aguas tanto subterráneas y superficiales cuentan con buena calidad, los residuos mineros no son potenciales generadores de drenaje peligroso, la calidad del aire es muy buena y no hay presencia de suelo contaminado por hidrocarburos», agregó Martínez.

Un Bosque Renacido

El programa de reforestación y vegetación fue un éxito, con la plantación de más de 150 mil árboles de diversas especies, incluyendo la nativa Ceiba pentandra. Además, se registraron 180 especies de fauna, incluyendo anfibios, reptiles, aves, mamíferos y peces.

Un Futuro Sostenible

Con este proyecto, Ternium reafirma su compromiso con el medio ambiente y busca preservar los ecosistemas naturales para las generaciones futuras. La restauración de Mina Cerro Náhuatl y Estación Jala es un ejemplo de cómo la industria puede contribuir a un futuro más sostenible.

Este hito marca un paso significativo hacia un mundo donde la minería y la conservación ambiental pueden coexistir en armonía, demostrando que es posible transformar un pasado industrial en un futuro verde y prometedor. Ternium seguirá trabajando incansablemente para dejar un legado positivo en las comunidades donde opera.

Deja un comentario