NBA Finals: Celtics juegan, dominan y triunfan

En el primer juego de las NBA Finals, los Boston Celtics ganaron a base de un excelso desempeño colectivo.

NBA

El primer partido de las NBA Finals dejó de manifiesto el nivel colectivo de los Boston Celtics, que han plasmado durante toda la temporada y que los llevó a unos playoffs en los que superaron las tres series del Este perdiendo apenas dos veces. El marcador final del Juego 1 fue 107-89, una diferencia que llegó a ser de hasta 29 puntos en el segundo cuarto. Salvo un intento de acercamiento en el tercer período, el resto del encuentro fue manejado por los Celtics, cuya intensidad defensiva acabó siendo fundamental.

Dentro de las historias que marcó este comienzo de finales por el título, el retorno de Kristaps Porzingis sin dudas figura dentro de las principales. Entró al juego como suplente y su presencia fue impecable, en ofensiva y defensiva. Con el letón, el equipo de Boston está completo y hubo tramos en los que el conjunto simplemente fluía sobre la pista. Seis jugadores de los Celtics anotaron al menos 10 puntos, y de sus 39 canastas, 23 surgieron mediante asistencias. Por el otro lado, Dallas tuvo a Luka Doncic como su mejor jugador, pero el resto del equipo fue totalmente neutralizado. Fue un primer juego contundente para los Celtics, tendrán que reaccionar los Mavericks si pretenden competir en la serie.

NBA
Colectivamente, los Boston Celtics dieron nueve tapones y robaron seis balones, en el triunfo logrado en el primer juego de las NBA Finals.

NBA Finals: las claves del Juego 1

Bienvenido de vuelta, KP: el esperado retorno de Kristaps Porzingis no pudo ser mejor. Comenzó como suplente, pero fue el primer cambio, cuando comenzaron las rotaciones, y con su presencia, los Celtics sacaron diferencia de 17 al término del primer cuarto. No jugaba desde el 29 de abril (se perdió dos series completas) y considerando su inactividad, se vio en muy buena forma. Amplitud de recursos, juego de poste, presencia en la llave e inteligencia para jugar en defensiva. El letón bien pudiera catalogarse como la pieza angular de este equipo. 20 puntos en casi 21 minutos, además de seis rebotes y tres tapones. Excelente servicio.

Jaylen, en modo Killer: siguiendo su brillante faena que ha tenido durante los playoffs, Jaylen Brown fue quizás el jugador más sobresaliente de Boston en este partido. Sobre todo, por la calidad de sus jugadas. Tomando decisiones maduras, sabiendo cuando encarar, cuando pasar el balón y con muy buena ubicación en defensiva. El # 7 ofreció una performance completa, regalando incluso algunas volcadas espectaculares. Encestó 7/12 y anotó 22 puntos, además de generar seis rebotes y tres tapones. Esos tapones fueron hechos con notable fuerza física, además de un destacable timing, en especial un bloqueo sobre Kyrie Irving. Supo ver y esperar, antes de saltar para bloquear el tiro. Algo para corregir: los tiros libres. Convirtió seis, pero falló cinco. No se notaron ahora, pero podrían importar después, si toca un partido más cerrado.

Otra vez, respondiendo bajo presión: durante el tercer cuarto, los Mavericks llegaron a ponerse ocho puntos abajo. Fue importante el timeout solicitado por Joe Mazzulla. Después de esa pausa, el equipo de Boston retomó el enfoque y la intensidad con la que habían jugado en la primera mitad. Lograron cerrar el tercer cuarto con un parcial de 14-2. Esos dos puntos en contra fueron mediante tiros libres y parte de esa racha llegó con tres triples consecutivos. El tercer cuarto terminó con diferencia de 20 puntos, la cual sostuvieron hasta el final. Ajustes sobre la marcha, algo que a este conjunto le costaba mucho más en otro momento, pero que han sabido hacer durante estos playoffs. Detalles que ayudan a ganar partidos.

Complementos valiosos: Jayson Tatum solo anotó 16 puntos, pero se dedicó a otras facetas, en la conducción en ofensiva y buenas gestiones defensivas. No por nada, hizo una doble decena con 11 rebotes. Al Horford y Jrue Holiday fueron muy importantes en defensiva. De hecho, los Mavericks encestaron apenas 5/19 contra Horford e incluso, el dominicano permitió 1/8 a Luka Doncic. Por su parte, Holiday cumplió en distintas faenas. En el partido, totalizó 12 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. A nivel colectivo y una muestra del trabajo defensivo de Boston, fue que no permitieron triples desde las esquinas y tampoco permitieron alley-oops, justamente dos elementos importantes del equipo de Dallas en ataque.

Doncic y poco más: el esloveno anotó 30 puntos (12/26), pero apenas dio una asistencia. Demás está decir que fue su registro más bajo de asistencias en playoffs. Anotó mucho, pero su impacto fue igualmente limitado. Además que se notaba algo exhausto dentro de la segunda mitad, debido a que en defensiva fue expuesto en diferentes secuencias. Y por otra parte, le costó mucho crear jugadas, en buena medida porque los Celtics tenían cubiertas las opciones para descargar el balón. Kyrie Irving, de quien se habló mucho previo al comienzo de esta serie, jugó de manera apática. Metió apenas 6/19 y terminó con 12 puntos. Los Mavericks tendrán que reaccionar, pero necesitan de un mejor desempeño colectivo. Tendrá mucho trabajo Jason Kidd, sobre todo buscando ajustes. En cuanto a detalles tácticos, fueron superados ampliamente en este primer juego.

Deja un comentario