Super Bowl LVIII: la leyenda de los Chiefs

En un partido definido en tiempo extra, Kansas City Chiefs logra su segundo título consecutivo, consagrándose como la mejor franquicia de la NFL.

Super Bowl

En los últimos años nos acostumbramos a ver dos sucesos en el Super Bowl. Primero, ver partidos cerrados y definidos al final. Y segundo, algo que se hizo costumbre en esta década, es ver a los Kansas City Chiefs jugando en febrero. Siempre en partidos cerrados y remontando desventajas. Esta vez, la situación era extrema, debiendo jugar una prórroga en la que respondieron a una diferencia de tres puntos. Una vez más, Patrick Mahomes supo conducir una brillante marcha que significó el back-to-back para los Chiefs, algo que no ocurría en la NFL en casi dos décadas.

La edición LVIII tuvo de todo, para bien y para mal. Estrategias, motions, ajustes, jugadas claves en las tres fases del juego y una definición en tiempo adicional, algo que ocurre por apenas segunda vez en 58 años años de historia en este clásico. Los San Francisco 49ers parecían tenerlo todo para llevarse el trofeo Lombardi, pero no supieron liquidar cuando tuvieron la oportunidad. Por su parte, los Kansas City Chiefs relucieron su experiencia después del espectáculo de Usher ft. Alicia Keys (y varios más), con una serie de ajustes que terminaron construyendo una sufrida victoria. Muchas claves que merecen ser explicadas en detalle.

Super Bowl
Patrick Mahomes completó 34/46 pases, sumó 333 yardas y anotó dos touchdowns. En cada uno de sus tres triunfos en el Super Bowl, fue el MVP en cada ocasión.

Mahomes, otra vez en el Clutch

Estamos presenciando un fenómeno en la figura de Patrick Mahomes. Con 28 años de edad, ganó el domingo su tercer Super Bowl en cuatro presencias, completando apenas seis temporadas que lleva como quarterback titular. Lo más impactante del caso es justamente su edad y su proyección a ganar más campeonatos y de paso, batir todos los récords posibles en cuanto a mariscales.

De todos sus atributos como jugador, quizás el más destacable es su capacidad de resolver bajo presión. Lo ha demostrado desde que comenzó a jugar como titular en los Chiefs. Con el marcador en contra, suele tomar decisiones acertadas ya sea lanzando o corriendo y siempre por el bien de su equipo. Incluso, sus improvisaciones son acertadas, como lo tuvo que hacer anoche ante la constante presión defensiva de los Niners.

Sus jugadas en 3° y 4° down fueron espectaculares, sobre todo en el cuarto período y la prórroga, donde logró un par de escapadas (con fintas mediante) que significaron grandes avances para los Chiefs rumbo a posteriores anotaciones. En la posesión que jugaron en el sobretiempo, el # 15 completó los ocho pases que lanzó y fue responsable de las 75 yardas que recorrieron, hasta el tiro final a Mecole Hardman cuando expiraba el tiempo y que terminó resolviendo el partido a favor de Kansas City.

Ajustes claves de los Chiefs

En la primera mitad, San Francisco había dominado en el scrimmage, pero la diferencia al intermedio era de apenas siete puntos. Los Chiefs jugaban mal, pero tenían margen de maniobra. Apenas se reanudó el juego después del Halftime Show, se empezaron a notar diversos cambios que terminaron alterando el tono del partido. En defensiva, combinaron sus esquemas con algunos blitzes en situaciones obvias de pase, además de insistir con su reconocido four-man rush. En esa misma línea, fueron importantes algunas presiones de Chris Jones, no terminaron en sacks, pero incomodaron lo suficiente como para que Brock Purdy no pudiera lanzar cómodo.

También se percibieron cambios en la ofensiva. Desde el tercer cuarto, empezaron a jugar con más pases cortos y rápidos, buscando crear espacio y duelos favorables para los receptores. Así fue como Travis Kelce logró insertarse en el partido. Después de haber atrapado un solo balón en la primera parte, el tight end logró ocho recepciones en la segunda mitad y la prórroga, siendo además importante en las posesiones finales. Cuando quedaban 0:16 en el cuarto período, atrapó un balón en un 3rd & 7 y de no haber sido por una tackleada de Ji’Ayir Brown, quizás llegaba hasta las diagonales. De todas formas, esa jugada acercó al field goal que dejó el partido 19 iguales. Y en la prórroga, dentro de la yarda 10 y con 0:50, avanzó hasta la yarda 3 con el ovoide en sus manos. La siguiente jugada, fue el ya mencionado pase ganador de Mahomes a Hardman.

Super Bowl
Christian McCaffrey terminó la temporada con 26 touchdowns, sumando etapa regular y playoffs, de los cuales 18 fueron por tierra y 8 ocurrieron mediante recepciones.

Los errores de los 49ers

En término general, el desempeño de los Niners fue de más a menos. Comenzaron dominando en el scrimmage, brindando mucha protección a Brock Purdy y en defensiva, siendo capaces de presionar a Mahomes, debido a la cobertura zonal que estaba cerrando espacios y obligando a que el mariscal de los Chiefs tuviera que pasar mucho tiempo con el balón. Pero, errores e indecisiones terminaron marcando al cuadro de San Francisco, que llegó a tener ventaja de diez puntos en el segundo cuarto, luego de una jugada de fantasía en que Jauan Jennings lanzó un pase a Christian McCaffrey, que terminó en el primer touchdown del partido.

McCaffrey fue el mejor jugador ofensivo de los 49ers en este Super Bowl. Además de aquella anotación, sumó 160 yardas en 30 toques de balón (22 acarreos + 8 recepciones). Pero en determinadas situaciones del partido, dejaron de darle el balón por decisión técnica, algo que terminó perjudicando al equipo, dejando a Purdy expuesto a la presión, sobre todo en jugadas de largo trayecto. Además, el fumble del propio McCaffrey en la primera posesión, dentro de la yarda 30, impidió una posible anotación. Otro fumble de Darrell Luter Jr., en un despeje, terminó siendo perjudicial. En la siguiente jugada, Kansas City pasó al frente en el score, antes de cerrar el tercer cuarto. Otro fallo más, el punto adicional que le bloquearon a Jake Moody en el cuarto período, cuando habían recuperado la ventaja con otro touchdown de Jennings. Para rematar, muchos cuestionamientos a la gestión de Kyle Shanahan estando con el marcador a favor. En particular, por dejar de correr en ciertos momentos. Nuevamente, el entrenador de los Niners pierde un Super Bowl en el que tenía una ventaja de doble dígito.

Super Bowl
Mecole Hardman atrapó el último pase que significó el campeonato para los Chiefs. El receptor había vuelto al equipo hace tres meses, luego de un breve paso por los New York Jets.

¿Sabías Qué?

  • Kansas City Chiefs logra su segundo campeonato consecutivo. El último back to back en el Super Bowl había sido conseguido por New England Patriots en las ediciones XXXVIII (1 de febrero, 2004) y XXXIX (6 de febrero, 2005).
  • Además, los Chiefs ganan su tercer trofeo Lombardi en los últimos cinco años y sumándose al título de la edición IV, son cuatro campeonatos en su historia, igualando a los Green Bay Packers y los New York Giants.
  • Patrick Mahomes es solo el quinto quarterback que gana tres o más Super Bowl’s. Con su tercer título, se integra a la lista compuesta por Tom Brady (7), Terry Bradshaw (4), Joe Montana (4) y Troy Aikman (3).
  • Andy Reid se convirtió en apenas el quinto entrenador en jefe que logra ganar al menos tres Super Bowl’s. Con su tercer anillo de campeón, iguala a Joe Gibbs y Bill Walsh y solo es superado por los cuatro títulos de Chuck Noll y los seis ganados por Bill Belichick.
  • Kyle Shanahan tiene récord de 0-3 en Super Bowl’s, considerando toda su trayectoria como entrenador. Tiene dos caídas como head coach de los 49ers y una más cuando era coordinador ofensivo de los Atlanta Falcons. En las tres ocasiones, sus equipos desperdiciaron ventajas de al menos 10 puntos.
  • En este Super Bowl LVIII, se produjo el récord del field goal más largo en la historia del evento y ocurrió dos veces. Jake Moody acertó una patada de 55 yardas en el segundo cuarto, marca que fue superada en el tercer cuarto, cuando Harrison Butker convirtió un intento de 57 yardas. Previo a este juego, la marca era de Steve Christie, quien convirtió una patada de 54 yardas en la edición XXVIII (30 de enero, 1994).
  • Por segunda vez en la historia, un Super Bowl se definió en tiempo adicional. La ocasión anterior había ocurrido en la edición LI (5 de febrero, 2017) cuando los Patriots completaron un histórico viraje de 31 puntos consecutivos ante los Falcons, luego de ir abajo por 3-28. Este duelo entre Chiefs y 49ers terminó con una duración de 74:57 en tiempo de juego, siendo el SB más extenso de todos y el séptimo partido más largo en la historia de la liga.

Deja un comentario